Menu

RUBEOLA


Definición

Enfermedad infectocontagiosa de origen viral que se caracteriza por una leve erupción maculopapular. Se puede presentar en niños y adultos, siendo especial riesgo cuando afecta a mujeres embarazadas por los posibles riesgos al producto.

 

Causas

Virus

Los anticuerpos Maternos protegen durante los primeros 6 meses de vida.

Enfermedad producida por un virus muy transmisible que puede ocasionar brotes epidémicos.

 

Signos y Síntomas

Período de incubación de 12 a 23 días, el período infeccioso comprende desde 7 días previos a la erupción, hasta 5-7 días después de la aparición de las lesiones en la piel; el momento más infeccioso es durante la erupción cutánea.

 

Un 20% a 50% de las personas infectadas por el virus no presentan síntomas, transmisión por vía respiratoria.

 

Febrícula 37.2° a 37.8° durante 1-2 días.

 

Ganglios linfáticos inflamados y dolorosos al tacto, generalmente en la parte posterior del cuello y detrás de las orejas.

 

Erupción cutánea que inicia en la cara y se extiende por el resto del cuerpo en forma descendente. Conforme se va extendiendo en el cuerpo va desapareciendo de la cara. En los niños puede ser el primer signo de la enfermedad.

 

Es una exanterna de color rosa o rojo claro que se agrupa formando áreas de color uniforme y puede durar hasta 3 días.

  • Dolor de cabeza
  • Falta de apetito
  • Secreción nasal
  • Ganglios inflamados del cuello y detrás de las orejas
  • Dolor e inflamación de articulaciones

 

Diagnóstico

Se realiza considerando las manifestaciones clínicas típicas y determinando presencia de anticuerpos IgM e IgG contra el virus de la rubéola.

 

Diagnóstico Diferencial

  • Sarampión
  • Exantema Súbito
  • Mononucleosis

Complicaciones

En los niños las complicaciones son raras, en los adultos pueden presentar inflamación de las articulaciones preferentemente de las manos.

Si una mujer embarazada sufre un cuadro de rubéola durante los primeros meses de gestación el producto puede sufrir algunas alteraciones en su desarrollo.

 

Pronóstico

En la infancia es bueno, en el adulto puede haber una complicación no grave.

 

Tratamiento

No hay tratamiento específico, generalmente se utilizan medicamentos para controlar la fiebre y el malestar general.

 

Prevención

  • En primer lugar la vacunación al año de edad con vacuna triple viral que comprende sarampión, rubéola y parotiditis.
  • Medidas de Aislamiento Respiratorio con cubrebocas.