Menu

DIARREA INFECCIOSA

Causas de la diarrea

La diarrea - heces muy líquidas con movimientos intestinales intensos - generalmente es causada por infecciones gastrointestinales causadas por virus, bacterias o parásitos. En general, las infecciones que causan diarrea son altamente contagiosas.

 

Las diarreas infecciosas pueden ser transmitidas a través de:

  • Manos sucias
  • Agua o alimentos contaminados
  • Algunos animales
  • Contacto directo con material fecal en pañales o en el inodoro.

 

La infección por rotavirus es una causa frecuente de gastroenteritis viral en

niños(as). El rotavirus, el cual causa diarrea y deshidratación, explosiva y acuosa se presenta más frecuentemente durante el invierno y los meses tempranos de la primavera.

 

Signos y síntomas

Los síntomas generalmente comienzan con dolor abdominal seguidos por diarrea que suele durar algunos días. Las infecciones con muchos de los virus, bacterias o parásitos que causan diarrea, también pueden traer consigo otros síntomas como:

  • Fiebre
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación

 

Precauciones

  • Asegúrese de que los niños(as) se laven sus manos bien y frecuentemente, especialmente después de ir al baño y antes de comer.
  • Mantenga las superficies de los baños limpios para prevenir el contagio con gérmenes infecciosos.
  • Lave las frutas y vegetales cuidadosamente antes de consumirlos.
  • Lave los mostradores de la cocina y los utensilios de cocina cuidadosamente después de que hayan estado en contacto con la carne cruda.
  • Refrigere las carnes con la mayor rapidez posible y cocínelas hasta que ya no estén rosadas.
  • Nunca beba de riachuelos, manantiales o lagos.
  • No lave las jaulas o comederos de los animales en el fregadero donde prepara la comida.
  • Mantenga las áreas donde alimenta a los animales separada del área donde come la familia.

 

Acuda al Médico de inmediato si presenta:

  • Episodios de diarrea severos y prolongados
  • Fiebre de 38.5º o más alta
  • Vómitos continuos o rechazo a tomar líquidos
  • Dolor de abdomen severo
  • Diarrea que contiene sangre o moco (distenteria)

 

Acuda al Médico de inmediato si su bebé o niño parece estar deshidratado o presenta alguno de los siguientes síntomas:

 

  • Boca seca o pegajosa
  • Escasas lágrimas cuando llora
  • Ojos hundidos
  • La mollera de la parte de arriba de la cabeza parece hundida en los bebés
  • Falta de orina durante 6 u 8 horas en un bebé (o muy poco orina de color
  • amarillo oscuro)
  • Piel seca y fría
  • Letargo e irritabilidad
  • Fatiga y mareos en niños grandes

 

Dependiendo de la cantidad de líquido que haya perdido y de la severidad de los vómitos, su médico puede recomendarle:

  • Continuar con la dieta normal, añadiendo más líquidos para sustituir los que se pierden mientras la diarrea continúa si no hay síntomas de deshidratación.
  • Ofrecer leche materna o fórmula adicional en el caso de los bebés. 
  • Utilizar una solución oral de rehidratación (ORS) para reemplazar los líquidos perdidos.
  • Muchos de los “líquidos claros o livianos” ya no se recomiendan en los casos de diarrea simple: agua, soda, ginger ale, té, jugo de frutas, gelatina, caldo de pollo o bebidas deportivas, pues no hidratan y aumentan las evacuaciones diarréicas.
  • Los bebés y los niños pequeños nunca deben rehidratarse a base de agua solamente porque esta no contiene las cantidades adecuadas de sodio, potasio y otros minerales y nutrientes importantes.
  • En algunos casos, los niños(as) con diarrea severa pueden necesitar recibir líquidos intravenosos en el hospital para combatir la deshidratación.