Menu

DIABETES

Definición:

Es una enfermedad caracterizada por niveles altos de glucosa relacionada con una producción insuficiente de insulina o una resistencia del cuerpo a la acción de la insulina.

 

Tipos de Diabetes:

Diabetes tipo 1

Se presenta en jóvenes y requiere administración de insulina para su tratamiento.

 

Diabetes tipo 2

Se presenta en la edad adulta según las características del paciente. Se puede manejar con dieta, ejercicio, hipoglucemiantes orales e incluso pueden llegar a requerir insulina.

 

Síntomas:

Los niveles altos de glucosa pueden causar diversos problemas incluyendo necesidad de micción frecuente, sed excesiva, hambre, fatiga, pérdida de peso y visión borrosa. Sin embargo, debido a que la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente, algunas personas con niveles altos de glucosa son completamente asintomáticas.

 

Se recomienda aprender éstas habilidades

Las personas con diabetes necesitan revisar y actualizar su conocimiento, ya que constantemente se están desarrollando nuevas investigaciones y mejores maneras de tratar la enfermedad.

 

Automonitoreo

Si una persona tiene diabetes, el médico puede pedirle que verifique regularmente los niveles de glucosa en su casa. Se recomienda que los niveles de glucosa previos a las comidas estén en un rango de 80 a 120mg/dL y los niveles de glucosa a la hora de dormir en un rango de 100 a 140mg/DL. Dicho monitoreo puede llevarse a cabo a través de glucosa capilar con un equipo llamado glucómetro. El médico puede ajustar el tratamiento según los valores y circunstancias de cada paciente.

 

Dieta

El diabético debe trabajar estrechamente con su médico para conocer cuantas grasas, proteínas y carbohidratos necesita para su dieta. Las personas con diabetes tipo 1 deben comer más o menos a la misma hora todos los días y tratar de ser coherentes con el tipo de alimentos que eligen. Esto ayuda a prevenir que los niveles de azúcar se eleven o bajen demasiado. Entre tanto, las personas con diabetes tipo 2 deben seguir una dieta bien balanceada y baja en grasas.

 

Cómo tomar los medicamentos

Los medicamentos para tratar la diabetes incluyen la insulina y las tabletas para reducir los niveles de glucosa, denominados hipoglucemiantes orales, preferentemente de 15 a 30 min. antes de los alimentos.

 

Ejercicio

El ejercicio regular es particularmente importante para las personas diabéticas, porque ayuda a controlar la glucosa, a perder peso y controlar la hipertensión arterial. Los diabéticos que hacer ejercicio tienen menos probabilidades de experimentar un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular que los que no lo hacen regularmente. Antes de inciar un programa de ejercicios, el diabético debe ser evaluado por un médico.

 

Cuidado de los pies

Las personas con diabetes están en riesgo de sufrir lesiones a nivel de vasos sanguíneos y nervios periféricos, presentan además disminución de la capacidad para combatir infecciones. Los problemas con el flujo sanguíneo y el daño a los nervios pueden hacer que no se perciba una lesión en los pies hasta cuando se desarrolle una infección. Deben evitarse trabajos de manicure o pedicure.

 

Situaciones que requieren asistencia médica

  • Cetoacidosis diabética
  • Hipoglucemia
  • Infecciones en piel
  • Infecciones urinarias
  • Infecciones intestinales
  • Infecciones respiratorias

 

 

Algunos de los síntomas de la cetoacidosis son:

  • Aumento de la sed y de la micción
  • Náuseas
  • Respiración rápida y profunda
  • Dolor abdominal
  • Aliento con olor dulce
  • Pérdida del conocimiento

 

Así mismo, se debe trasladar a sala de urgencias si se presentan síntomas de niveles extremadamente bajos de azúcar (hipoglucemia)

 

  • Debilidad
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Mareos
  • Visión doble
  • Falta de coordinación
  • Convulsiones o pérdida del conocimiento

 

Prevención

Mantener un peso corporal ideal y un estilo de vida activo pueden prevenir el inicio de la diabetes tipo 2 o en pacientes con antecedentes familiares.